9 nov. 2009

Realidades




Los seres humanos, perdemos tanto la costumbre a la felicidad,
que cuando la tenemos, nos sentimos extrañados y hasta un poco confundidos,
sin embargo, entre los aparentes vacios de la existencia a la que nos acostumbramos,
la felicidad es una realidad que puede buscarse todos los dias.


Divagaba con otro de esos locos, sobre como dejamos pasar a veces oportunidades unicas,
el pensar que algo que nos llevaría a una felicidad utopica, lo dejamos pasar por miedos,
por egos o por orgullos, o por tantas excusas de la vida moderna e independiente,
que nos dicta que somos valiosos y unicos, que el mundo no nos merece.


Que tristeza que gente buena, no sepa rendirse ante la amor, que en si mismo,
se define como entrega, sacrificio, resistencia. A pesar de las seductoras tentaciones,
del espacio propio, de renunciar a un sueño, por otro sueño mejor.
En fin, hay gente que no sabe reconocer un manjar cuando lo tiene enfrente.


Por eso, hermosa que me acompañas, no me sueltes, y yo tampoco te soltaré,
entre los dos conquistaremos el mundo, ya de menos, seremos de los mas felices.
Viviendo en tan solo unos meses, mas amor, que la mayoria de la gente,
a lo largo de sus vidas. Y viviendo así cada día, cada minuto.


Todos dudamos de nuestra misión en la vida y muy seguido,
sin embargo, si a tu lado pasa el amor de tu vida,
no lo sueltes y lucha, hay oportunidades que no regresan.
Y si te amargas y renuncias, mejor muerete es menos penoso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aviso

El trabajo publicado está protegido por las leyes de derecho de autor